¿ERES DIRECTIVO O ADMINISTRADOR DE UNA EMPRESA? ¿SÍ? ¡ESTO TE INTERESA!

Hoy en día, en la sociedad en la que vivimos, estamos sometidos a ciertas presiones de inmediatez en la toma de decisiones. En mucha ocasiones, las dejamos para más adelante.

Debemos saber que cualquier empresa, administrador, directivo o empleado, está expuesto a que un tercero se sienta perjudicado por el incumplimiento del deber, por el descuido, las declaraciones equivocadas, los errores de gestión o la omisión de vigilancia en la actividad de dirigir y/o administrar una empresa y le reclame.

Es aquí donde la póliza de Administradores y Directivos (D&O) adquiere importancia. El comodín que a todo el mundo le gustaría tener en el caso de que surja un problema. Su papel: proteger tu patrimonio personal y el de la empresa.

Si no la tienes, la necesitas

Existe una gran oferta aseguradora para cubrir estos riesgos, pero muy pocas compañías del mercado abarcan todos los aspectos que rodean esta actividad y están a la altura de lo que se necesita en una situación de crisis.

Los innumerables cambios normativos que afectan al buen funcionamiento de una empresa, como la Ley de Sociedades, el Cogido de Comercio y Auditoría de Cuentas, así como las normativas en materia fiscal, laboral y contable obligan a que este seguro se convierta en tu mejor aliado para mitigar cualquier crisis.

Es importantísimo que la tengas actualizada

Tu eres el único responsable de lo que pase, independientemente de que hayas delegado en terceros las diferentes áreas que conforman una empresa. Y es que:

«La delegación de funciones no supone una delegación de responsabilidad frente al regulador»

La mejor decisión que podrás tomar después de leer este artículo será contratar la póliza de Administradores y Directivos y, si la tienes, revisarla.

Por mi parte, seguiré diseñando tu tranquilidad

Comparte este contenido
  •  
  •  
  •  
  •  

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad