Sertirse Biker y la práctica del Za-Zen

Muchos de los que me conocéis sabéis que desde hace un tiempo me he aficionado a salir al monte con mi bicicleta de montaña. Afición impuesta por la necesidad de encontrar una válvula de escape y encontrarme mejor. La inicie conjuntamente con otra,…la meditación, menos comprendida pero igual o mas necesaria para el conjunto de nuestro ser.

Trabajar el cuerpo y la mente.

Hoy he sentido la necesidad de escribir mi percepción de estas dos costumbres que tengo, la práctica del Za-Zen en menor medida  y andar en Bicicleta de Montaña (MonTanBike) con mas asiduidad.

“Za” significa sentarse y “Zen” meditar.

Muchos os preguntareis que similitudes tiene este humilde y sencillo acto con la práctica de montar en bicicleta.

Cierto es que las dos practicas se realizan sentados; uno, el zen, sobre un zafu (cojín) y el otro sentados sobre él sillín de una bicicleta, pero principalmente es que las dos son de gran utilidad para la salud del cuerpo y de la mente.

Los que no hayáis probado ninguna de estas prácticas no sabréis de lo que os hablo, pero alguien que practique cualquiera de estas dos disciplinas me entenderá perfectamente.

Al igual que en la meditación, cuando uno se sienta en la bicicleta, interconecta  cuerpo y mente para su práctica. Además lo haces porque crees que lo que vas hacer es bueno. Todo lo que viene después, es un regalo de la naturaleza.

Estas dos modalidades se pueden realizar de manera individual o en grupo, siendo preferible realizarlas en grupo por la energía que te proyectan los unos sobre los otros pero lo importante es, la práctica, con un único fin; concentrarse en lo que estas haciendo.

El aquí y ahora tan en boga hoy en día.

El resto de la práctica difiere por cuestiones obvias pero tienen tres puntos en común y que deben de entrar en armonía; la postura, la respiración y la actitud de la mente.

Za-Zen

Sentarse en la posición de Loto con las rodillas pegadas al suelo, espalda recta y el mentón hundido; la mano izquierda sobre la derecha con las palmas mirando al cielo y los pulgares en contacto. Hombros caídos de manera natural retirados hacia a tras. La punta de la lengua rozando el paladar. La mirada posada, a un metro, con ojos semicerrados. La respiración con un ritmo lento pero poderoso. La espiración suave, larga y profunda y la inspiración… vendrá de manera natural. De igual  modo la actitud fluye naturalmente produciendo una sensación de bienestar y serenidad.

Montar en bici

Con la Bicicleta, el ritual hasta dar la primera pedalada nos predispone  al mismo fin. La preparación de la equipación, la forma de vestirse, hasta preparar todo lo que rodea a la práctica de andar en bici es una ceremonia que se realiza con solemnidad. Después al montarnos en ella la mente adquiere una atención plena, en alerta pero serena.

La práctica

Al principio experimentar es complicado, como todo en la vida, pero con esfuerzo y repetición se alcanza una experiencia Zen. La conciencia se hace pura y el mundo se convierte en su propia magia.

De cada suspiro o de cada pedalada  nacerán pensamientos, que vendrán y se irán hasta que la mente entre en un estado de atención sutil.

En el caso de la bici, la unión del cuerpo y de la mente con el entorno te regala el poder sentir el aire que desplazas, apreciar los aromas del camino o disfrutar de los colores de la naturaleza.

Pero tanto en la práctica del Za-Zen, salir con la bici por el monte como en cualquier práctica que se realice existe un peligro y es que se convierta en una práctica codiciosa prohibiéndonos disfrutar del placer de lo que haces.

Como dirían los monjes budistas “mushotoku”, un estado mental que no tenemos inicialmente  y al que hay que llegar, en el que las acciones se hacen sin esperar nada. Todo y nada, fluirá, dependiendo de la actitud. Usar el ego para eliminar el ego.

Practiques lo que practiques, practica porque te apetece. Lo importante es la practica, independientemente del resultado, que llegará.

“Todos los radios de la rueda llevan al centro”

 

 

Comparte este contenido
  • 49
  •  
  •  
  •  
    49
    Shares

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad