La Isla de La Palma, un reto mayúsculo para el mundo del seguro y la Administracion.

Félix Suescun / Blog

  • / Una nueva seguridad para una nueva normalidad.
  • / Corredurías modelo flexible versus pasado.
  • / Definiendo el área social y humana de FSR.
Imagen de la noticia La Isla de La Palma, un reto mayúsculo para el mundo del seguro y la Administracion.
22 de septiembre de 2021 Actualidad

La Isla de La Palma, un reto mayúsculo para el mundo del seguro y la Administracion.

Estamos viviendo estupefactos el dantesco y caprichoso espectáculo que la naturaleza nos está ofreciendo en la Isla de La Palma. Estos hechos hacen que los humanos tengamos que replantearnos cómo encajamos en el cosmos.

Mientras escribo estas líneas aún no sabemos cuál pude ser el alcance de este capricho de la naturaleza. Al parecer, no se puede predecir qué nos puede deparar cuando las lenguas de lava lleguen al mar.

Muchos son los comentarios que se oyen: ¡el seguro lo pagará!

No les falta razón. El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), que es la aseguradora del estado, saldrá al rescate de todas aquellas personas y familias que, teniendo sus propiedades aseguradas (vivienda, coche, empresas, …etc.) y estando al corriente de pago, hayan sufrido algún daño a consecuencia de la erupción volcánica que esta ocurriendo en la isla de La Palma.

Como dato anecdótico en Canarias la cuota de aseguramiento de vivienda es del 48% aproximadamente, por lo que me imagino que muchos se quedaran a la espera de que el estado dote las ayudas para sufragar los daños en la isla pero… ¡uff! Por la experiencia conocida en otros siniestros de carácter extraordinario no suelen resultar muy generosos.

Este no va a ser un siniestro fácil. No solo por la cuantía del siniestro o el número de afectados, que esperemos sea el mínimo posible, sino por las circunstancias que se dan en un hecho tan extraordinario.

Como el caballo de Atila, la lengua de lava arrasa con todo lo que alcanza a su paso. Como si nada nunca hubiera existido allí antes y dejando un terreno desolador que recuerda a la corteza lunar.

No va a ser como cuando ocurren inundaciones o ciclones, a las que ya estamos acostumbrados y en donde siempre queda algo donde agarrarse. Me explico. En este caso no hay restos, solo hay recuerdos… y lava.

El Consorcio se limitará a pagar lo indicado en póliza, pero nada más.

Muy posiblemente, en la mayoría de los casos, no se podrán levantar los cimientos de una nueva vivienda en el mismo lugar donde estaba. La erupción volcánica trae consigo la modificación del terreno, del relieve e incluso de la corteza terrestre. A esto le deberemos sumar las dificultad con la que muchos propietarios se encontraran para justificar la titularidad de sus propiedades y chocarán con las prevenciones que el Consorcio deberá tener antes de indemnizar.

La figura del mediador de seguros adquiere en estos momentos el papel de protagonista para acompañar a sus clientes en el asesoramiento, tramitación y gestión del siniestro.

No quiero ni pensar en los casos (aunque aislados) en donde la lava, jugando con el azar, ha esquivado viviendas dejándolas como si estuvieran en una isla rodeada de un mar de lava. Para ellos, en principio, no habrá indemnización, quedándose al amparo de que la Administración tenga la motivación de volver a construir un camino que un día llegaba hasta su hogar.

Solo les puedo desear ¡mucha suerte y mucho ánimo!